¡Conozca 5 beneficios de las actividades acuáticas!

Natación, hidroginástica y buceo son tres actividades acuáticas populares. Estas prácticas son cada vez más buscadas por personas que buscan una mejor calidad de vida.

La natación, por ejemplo, es practicada por los humanos desde la prehistoria. El deporte forma parte de los primeros Juegos Olímpicos de la Era Moderna, que se produjeron en 1896. La hidroginástica alía la actividad acuática a la aeróbica.

El buceo, por otro lado, no es un deporte, sino una actividad que proporciona diversión, aprendizaje y relajación para sus practicantes.

Los beneficios de las actividades acuáticas son muchos y diversos. ¿Vamos a ver algunos de ellos?

1. Mejoran la calidad de vida

Cualquier persona que ya ha practicado algún deporte o ha hecho alguna actividad física en tierra firme sabe cómo es la sensación de relajación y bienestar que ellas proporcionan. ¿Sabías que una actividad acuática causa el mismo resultado?

Nadar, hacer hidroginástica y bucear son prácticas que mueven nuestro cuerpo. Por lo tanto, al hacerlas, el cerebro libera endorfinas en nuestro torrente sanguíneo.

La endorfina es conocida por ser la «hormona de la relajación». Es ella la responsable de las sensaciones de bienestar y relajación. Las endorfinas mejoran nuestro humor, aceleran nuestro metabolismo, mejoran la calidad del sueño y, además, incrementan nuestra disposición física.

2. Gracias a la liberación de endorfinas, las actividades acuáticas pueden ser muy placenteras, pero no sólo eso.

Sumergir en el agua permite la relajación de los músculos corporales. El cuerpo humano flota en el medio acuático, entonces es como si el agua estuviera masajeando nuestros brazos, piernas y espalda.

Las sensaciones de tranquilidad y relajación física son grandes beneficios de las actividades acuáticas. El mismo resultado puede no ser alcanzado en ambientes como una academia de musculación o un parque al aire libre.

3. Trabajan la respiración

Los practicantes de meditación conocen el poder del control de la respiración. A partir de los ejercicios, es posible calmar y controlar el cuerpo, lo que reduce el estrés y la ansiedad.

Practicar actividades acuáticas contribuye al aprendizaje de regular naturalmente la respiración, como sucede durante una sesión de meditación. Además, la natación también ayuda en el desarrollo de los pulmones en bebés y niños.

En el buceo, por ejemplo, es esencial optimizar la cantidad de aire que inhalamos. Por eso, es necesario respirar lenta y profundamente. Mantener ese ritmo de respiración equilibrado y controlado lleva al cuerpo humano, naturalmente, a un estado de calma y tranquilidad.

4. El cuerpo humano gasta más energía para moverse bajo el agua y eso hace que la quema de calorías sea mayor que en otras actividades.

A pesar de ese «empeño extra», el cuerpo no sufre tantos impactos físicos como en actividades como musculación y crossfit, por ejemplo. El agua atenúa buena parte del esfuerzo y es posible hacer los ejercicios sin mayores dificultades.

Otro beneficio de las actividades acuáticas está en el sudor. Mucha gente no practica ejercicios físicos porque no le gusta sudar y se siente incomodado cuando eso sucede. Por el hecho de que se realizan en el agua, sea en una piscina, en el mar o en un lago, no es posible notar el sudor escurriendo, por mayor que sea el esfuerzo.

El condicionamiento físico, para quien practica buceo, por ejemplo, es aún más importante. Gracias al uso de equipo especializado, una hora de buceo puede llevar al gasto de 900 calorías. Esta actividad también tonifica los músculos de las piernas y de la espalda.

5. En el caso de las personas que no se han acostumbrado a realizar cualquier tipo de práctica física.

Las tres actividades pueden realizarse sin problemas por principiantes o personas que aún no se hayan acostumbrado a realizar cualquier tipo de práctica física.

Las mujeres embarazadas, los ancianos, las personas mayores, jóvenes y adultos pueden realizar ejercicios en el agua sin mayores problemas, siempre que tengan la orientación y el aval de un profesional.

beneficios de las actividades acuáticas? ¡Comparta este texto en sus redes sociales e informe a sus amigos! ¿Quién sabe ellos tampoco se animan?

Deja tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *